Seguimiento

SEGUIMIENTO

Una pieza clave en toda dinámica de acoso escolar

 

Una vez finalizado el proceso, resulta necesario hacer un seguimiento tanto en víctima como en agresor, así como en el Colegio. Al realizarlo, garantizamos que todo sigue el curso normal y que el camino trazado se va caminando de forma apropiada.

No realizar seguimientos sería una absoluta falta de profesionalidad y de ética, pues en los seguimientos se observan una gran cantidad de aspectos críticos y se previenen nuevas situaciones problema. 

Una vez concluido el trabajo principal, los seguimientos los realizamos espaciando las sesiones hasta llegar a un punto en el que hacemos una sesión dos veces al año y posteriormente una vez al año durante dos años.

De esta forma aseguraremos el éxito del tratamiento en la víctima, en el agresor y el punto y final a la dinámica de Bullying.